Documentalias

Revista Digital- Nº 22 – Jueves 31 de Mayo de 2012, Culiacán, Sinaloa, México

Medalla al mérito politécnico Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes

  Gilberto J. López Alanís

 El pasado 20 de mayo se recordó el XXXIII Aniversario del fallecimiento del Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes, nacido en el pueblo campesino de Sataya en el año de 1890.

 

Los egresados del Instituto Politécnico Nacional (IPN), organizados en la Fundación “Juan de Dios Bátiz Paredes”, A. C., coordinados con el Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa (AHGS), Centro de Educación Continua del IPN-Culiacán y la Sub Secretaría de Educación Media Superior-Sinaloa (SEMS)  junto con la Asociación de Egresados que lleva el mismo nombre, los ExaPoli, la Confraternidad de Prevorianos de Culiacán “Profr. Juan Macedo López”, A. C., se citaron ante la estatua de tan destacado revolucionario a las nueve de la mañana.

Teniendo de frente la mirada eterna de una efigie ceñida en el bronce de la patria, la mañana de mayo nos arropó con su espléndida luminosidad, para reconocernos como compañeros de un pensamiento fraguado en los fulgores de ruptura y cambio que produjo la Revolución Mexicana.

 

Ayer la juventud sinaloense encarnada en Rafael Buelna, Juan de Dios Bátiz, Gabriel Leyva Velázquez, Nicolás T. Bernal Manjarrez, Miguel Armienta López, Macario y Felipe Riveros, Ramón F. Iturbe, Alfonzo Leyzaola Salazar, Felipe Bachomo, Clarita de la Rocha, Valentina Ramírez y muchos más, alumbró los caminos de un cambio preciso y cierto.

En ellos brilló el mejor proyecto de la Revolución Mexicana, el educativo; en ese sentido, agrupados en tal cauda de proyección social, los ahí presentes decidimos otorgar en ese XXXIII Aniversario la segunda versión de la Medalla Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes, al Ing. Rosalío Pizarro Aramburu, por su entrega al servicio público que redundó en el bienestar social que generó su conocimiento técnico, aplicado a la electrificación de Sinaloa. Vale la pena mencionar que la primera medalla la recibió el Arq. Jaime Sevilla Poyastro.        

Al entregarle la medalla por manos de su esposa Celia, lleno de recuerdos el Ing. Pizarro nos abrió el corazón para lanzar su proclama en estos términos.

 

(Ing. Rosalío Pizarro Aramburu, junto a Lic. Luis Esteban Solano Meléndres, Ing. Jesús Castro García, Ing. José Cárdenas Hernández y MC. Gilberto J. López Alanís ante el monumento al Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes. Foto de Guillermo Gallegos)

“La mayoría de nuestro pueblo no tuvo la suerte que nosotros hemos gozado; a pesar de los esfuerzos de Lázaro Cárdenas, Juan de Dios Bátiz, Rafael Buelna y otros, que entregaron la llave de la organización social, política y económica al país, no hemos sabido prolongarla, no hemos sabido hacer que más mexicanos, tengan la suerte que nosotros tuvimos.

Eso es algo que podemos hacer, y que podemos aportar al cambio. Tenemos la obligación de rescatar nuestros valores de la degradación, los estamos perdiendo, esto es algo de lo que debemos hacer. Lo tenemos que hacer. Los invito a hacer un pacto para el cambio, por el esfuerzo y el trabajo para que nuestro país, nuestra gente, tenga mejor suerte. Tenemos que hacer un gran esfuerzo; el país nos sigue necesitando”. (Texto grabado, existente en archivo electrónico del AHGS, 20 de mayo 2012).

 

(CPT. Guillermo Gallegos, CPT. José Reyes Palma, MC. Gilberto J. López Alanís, Alicia Niebla (esposa del Ing. Carlos Harper Burgueño (+)), Ing. Rosalío Pizarro Aramburo, Lic. Luis E. Solano Meléndrez, Dr. Euclides Camacho Gastélum y Dr. Carlos Sandoval )

Las palabras de Rosalío calaron hondo en todos, lo sentimos nuestro una vez más; el espíritu de Bátiz vibró a través de su cuerpo y ante la fuerza de un sacudimiento luchó por no sucumbir a la emoción que lo invadía.  

Al iniciar el evento conmemorativo, expresé la gran significación de la obra del Ing. Bátiz y en su mensaje el Ing. José Cárdenas Hernández, Director del Centro de Educación Continua del IPN Unidad Culiacán, ponderó la importancia de mantener vivo el ejemplo de un hombre que entregó su vida al servicio de la juventud.  

Este recuerdo  de Juan de Dios Batiz fue un acto lleno de sentido histórico y cultural que los politécnicos realizamos, para buscar que tal fecha, la del 20 de mayo, se inscriba en el calendario cívico del H. Ayuntamiento de Culiacán.

Los valores de patria, civilidad, soberanía, educación técnica y cambio permanente son nuestra divisa; Bátiz los encarnó  con su acción permanente para heredarnos una institución educativa que hoy lo muestra como un visionario que pensó en el cambio a través de la educación.     

(Ing. Juan de Dios Bátiz Paredes acompañado por el Dr. Raúl Gil Díaz, en las instalaciones del IPN, junto con los estudiantes sinaloenses Luis E. Solano Meléndrez, Genaro V. López Alanís, Jaime Sánchez Duarte, Luis Gaxiola Clouthier, Antonio Matías Franco, Ángel Ariel Gutiérrez López, Sergio Tomás Niebla, Jorge Trujillo, “Chente” Labrada y otros. En el año de 1967. Fototeca del AHGS)

       

 

Anuncios