Documentalias

Revista Digital- Nº 37 – Jueves 24 de Enero de 2013, Culiacán, Sinaloa, México

Arnoldo Martínez Verdugo, luchador social mocoritense

“Lo que hecho a lo largo de mi vida
fue por convicción”
(Arnoldo Martínez Verdugo/2013)

Gilberto J. López Alanís
(Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa)

arnoldo 1

Hace unos días fue homenajeado el periquense, capiratense y mocoritense Arnoldo Martínez Verdugo, en la ciudad de México; en un acto de estricta justicia para un luchador político que concitó adhesiones como para considerarlo un digno candidato a la presidencia de la república a principios de los años ochentas del siglo pasado, por el Partido Socialista Unificado de México (PSUM).
A sus 88 años, Arnoldo se muestra optimista y firme en sus convicciones, en su rostro emergió la amable sonrisa y la nobleza de un saber fincado en el estudio y la investigación, aparte de una militancia fuera de toda duda.
Heredero de la cultura mestiza de Sinaloa, desde muy joven se inició como obrero, en Sonora, para después trasladarse a la Ciudad de México.
En 1946 se unió al Partido Comunista Mexicano, convirtiéndose en uno de sus líderes más destacados; en 1959 fue elegido miembro del Secretariado Colectivo que lo dirigía y en 1963 fue elegido Secretario General del Comité Central del Partido, cargo en el que fue ratificado sucesivamente hasta 1981.
Formó un Centro de Investigaciones del Movimiento Obrero y Socialista, publicando libros y revistas que contribuyeron a la formación de cuadros de investigadores sociales.
Fue uno de los protagonistas de las negociaciones políticas que en 1978 desembocaron en la primera reforma electoral del régimen que permitió que el PCM obtuviera registro condicionado, y así pudiera participar en las Elecciones de 1979, donde obtuvo 18 diputados, de los cuales se desempeñó como Coordinador Parlamentario.
En 1981 dirigió la disolución del Partido Comunista Mexicano y su fusión con otras fuerzas de izquierda que constituyeron el Partido Socialista Unificado de México, el cual lo postuló a la presidencia en las Elecciones de 1982. En 1985 fue secuestrado y liberado tras el pago de un rescate.
Posteriormente se unió a las fuerzas que postulaban a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano a la Presidencia, en 1988; y luego al naciente Partido de la Revolución Democrática, en el cual milita.
Más allá de las utilidades políticas buscadas por quienes promovieron este homenaje, en momentos donde se necesita buscar la unidad y militancia en base a los mejores ejemplos, la aparición de esta figura fortalece el ánimo de quienes vivimos los aciagos días de la represión y la censura política de un régimen autoritario que dejó honda huella en una juventud que supo alzar la voz.
Pero como la investigación histórica es parte de las actividades del Archivo Histórico General del Estado de Sinaloa, hemos localizado el acta 8 del día 20 de enero de 1925, donde se asentó el nacimiento de Arnoldo Verdugo (Arnoldo Martínez Verdugo), en el libro 926 de la Oficialía del registro Civil en la Hacienda de Pericos, Sindicatura de Capirato del Municipio de Mocorito.

arn 2

“En Pericos a las 10 diez del día 20 veinte de enero de 1925 mil novecientos veinticinco. Estanislao Peiro juez menor en funciones de Oficial del Registro Civil de este lugar, compareció la señora Silvina Verdugo, de 22 veintidós años de edad, soltera, natural del Terrero y vecina de esta Hacienda y presento a un niño vivo nacido en esta a las 22 veintidós del día 12 doce del corriente mes a quien pone por nombre Arnoldo Verdugo. Hijo natural de la exponente cuyo nombre se hace constar por haberlo solicitado de conformidad con el artículo 76 setenta y seis del Código Civil. Fueron testigos de este acto los ciudadanos Isaac Martínez e Isaac Ruiz, mayores de edad, el primero soltero, el segundo casado, empleados particulares y vecinos de esta Hacienda. Leída la presente acta a la compareciente y testigos, manifestaron su conformidad, ratificaron su contenido y firmaron los que supieron, Doy fe Estanislao Peiro, Isaac Martínez, Isaac Ruiz, rubricas”.
Nota:
Hijo de raza indígena blanca con indígena mezclada con blanca hijos de padres sin algún lazo madre de 20 a 25 años.

Pudiéramos hacer algunas consideraciones sobre el texto del acta de nacimiento que aquí se exhibe, a la luz de las evidencias de la misma, pero eso se lo dejamos a los lectores.
Que extrañas paradojas de la vida, cuando muchos se creen viejos, aparecen los signos de una vitalidad que inspira a los más jóvenes, y les da esperanza en un mañana mejor, sobre todo cuando se tiene una experiencia volcada en sabiduría.

Anuncios